Tips para aumentar la concentración durante el teletrabajo

Productividad en el teletrabajo

Teletrabajar ya no es ninguna utopía y se puede afirmar que es un estilo de vida muy codiciado en los tiempos que corren, pero la realidad del trabajo en remoto es que requiere una buena dosis de concentración y autodisciplina para que sea rentable y sostenible en el tiempo.

Estar todo el día pegado al ordenador no es sinónimo de estar trabajando. Es fácil confundirse, pues atender a las redes sociales o leer blogs pueden ser tareas necesarias para estar al día, pero no a costa de dispersarse y no avanzar en los proyectos, objetivos y retrasar fechas de entregas.

Desde netelip, operador de servicios de Telefonía IP y Soluciones Cloud de referencia en España y en Latinoamérica, te enumeramos cinco consejos que pueden ayudarte a ser más productivo y aumentar tu concentración a la hora de teletrabajar:

1. Crear un espacio de trabajo confortable

Un estudio realizado en la Universidad de California por Gloria Mark señala que un trabajador en la oficina es interrumpido cada 11 minutos como promedio y posteriormente necesita unos 25 minutos para volver a concentrarse. A este escenario, los teletrabajadores pueden sumarle miles de distracciones desde el hogar, como pueden ser, las tareas propias de la casa, los hijos, la pareja, el vecino… Por lo que, a muchos les puede costar encontrar un lugar en la casa que le permita concentrarse sin interrupciones.

En primer lugar, debes de tener claro que tienes que encontrar un espacio exclusivo para trabajar y no debes utilizar el resto de la casa, como la cama o el sofá delante de la televisión. Es muy importante mantener los espacios separados para que los límites de la vida personal y laboral estén claramente definidos y diferenciados.

El espacio dedicado a trabajar debe estar libre de distracciones si la meta es una alta eficacia, productividad y aumento de la concentración

Por otro lado, utiliza una mesa de trabajo limpia y ordenada y no escatimes en recursos que ayuden a mejorar tu comodidad, pues vas a pasar muchas horas allí, de modo que compra una silla de trabajo cómoda, con la que puedas adoptar y mantener una buena postura durante mucho tiempo. La climatización e iluminación en el lugar de trabajo también son factores a tener en cuenta y mejorar a la hora de trabajar.

2. Establecer una rutina de trabajo

Otra de las claves para un teletrabajo de éxito es mantener una cierta regularidad en el día a día, de modo que tu cuerpo y tu mente entiendan cuándo estás trabajando y cuándo no. Por ello, es imprescindible establecer un horario que se adapte bien a tus características y que incluya los tiempos de trabajo, descanso, ocio y ejercicios.

Experimenta con diferentes opciones hasta que encuentres cuál es la rutina que mejor se adapta a tu forma de vida. ¿Te despiertas con mucha energía o eres de los que necesitas un rato para poder funcionar correctamente por las mañanas? ¿Eres más productivo después de practicar deporte? Crees que si te vistes y arreglas como si fueras a la oficina o a una reunión, ¿te ayudaría hacerle pensar a tu cerebro que estás listo para comenzar el día? Todas estas preguntas son de gran ayuda para cuestionarte y conocer qué rutina se encaja más a tu persona.

3. Planificar

A la hora de teletrabajar, la parte más difícil es decidir qué hacer y cuándo hacerlo. No se puede, ni se debe ir a ciegas dando bandazos en las tareas. Por ello, lo ideal es dedicar diariamente entre 20 y 40 minutos a planificar las tareas diarias y semanales, así como las prioridades.

La mejor forma de sacar provecho a la jornada laboral, es planificándola. Hay que dedicarle entre 20 y 40 minutos diarios a la organización del trabajo.

Los calendarios compartidos y las aplicaciones de gestión de tiempo y proyectos en el trabajo (como Trello, Sesame Time, Asana o Jira) constituyen una herramienta muy necesaria para el desarrollo de proyectos de forma remota.

Un consejo para aumentar la productividad en el teletrabajo es utilizar el método de los TMIs. Cuando estés organizando tu plan diario de trabajo, debes destacar cuáles son las Tareas Más Importantes (TMIs), es decir, las que debes hacer con prioridad porque te acercan a completar proyectos y alcanzar objetivos. Marca como máximo tres TMIs diarios y realízalos al principio del día. Si haces primero las tareas más importantes, alcanzarás muy pronto un sentimiento de satisfacción, y el resto del día vendrá rodado.

Trabajar en casa con efectividad

4. Herramientas para teletrabajar

Debes de tener a tu disposición todas las herramientas necesarias para llevar a cabo tus tareas sin ninguna dificultad, es decir, exactamente igual que si estuvieras en la oficina.

En nuestro caso, ofrece una plataforma colaborativa, segura, flexible y rentable que unifica las herramientas necesarias para un teletrabajo efectivo con soluciones de telefonía IP y servicios en la nube, como Centralita Virtual, reuniones en línea, integraciones con CRMs y almacenamiento en la nube.

 5. Evitar distracciones

En tu rutina diaria debes definir un par de momentos al día para revisar el correo electrónico, realizar y atender llamadas telefónicas, entrar en tus redes sociales, lectura de blogs y sitios webs de tu interés, escribir WhatsApp… porque, si tienes la intención de mantener estos frentes abiertos durante todo el día, tu vida como teletrabajador tiene las horas contadas. Tu productividad tenderá a mermar y tu ansiado estilo de vida y tu flexibilidad horaria no se podrán sostener de ninguna manera.

La productividad laboral es un parámetro que depende de muchos factores, como la voluntad, la disciplina y la efectividad, pero el rendimiento laboral se enfrenta de forma regular con las distracciones. Si no somos capaces de concentrarnos en una tarea, el resto de factores que nos ayudan a ser más productivos no sirven de nada.

En otro artículo científico titulado ‘El coste del trabajo interrumpido’, se reafirma que una interrupción en el trabajo requiere de entre 20 a 25 minutos para volver a centrarse. Pongamos que son las nueve de la mañana, estamos preparando una presentación y alguien nos interrumpe con una llamada de un par de minutos. El tiempo robado será, en realidad, de más de 20 minutos, no solo el momento que estemos al teléfono.

Con esta afirmación, no es complicado comprender por qué unas cinco llamadas a lo largo de la mañana pueden arruinar cualquier objetivo de productividad. Si trasladamos este escenario a un entorno doméstico (hijos, pareja, mascotas, tareas domésticas…), es fácil entender por qué necesitamos herramientas que eviten distracciones a la hora de trabajar en remoto.

Nos tiene que quedar muy claro que trabajar en remoto no es lo mismo que trabajar en una oficina. En el lugar de trabajo, cuando un compañero observa que estamos ocupados o concentrados, puede optar por no distraernos o esperar a que nos desocupemos para dirigirse a nosotros. Pero, en remoto, al mismo compañero le resulta bastante difícil entender si puede o no interrumpirnos, o cuándo es el momento oportuno.

Por eso, para evitar distracciones en nuestra home office debemos seguir las siguientes normas:

  • Apagar el teléfono móvil, si podemos, en los momentos de la jornada laboral en los que tengamos que estar especialmente concentrados.
  • Si no podemos apagarlo, al menos silenciar todas las notificaciones.
  • Cerrar el email a menos que tengamos que enviar algo. Sus distracciones cuestan tiempo.
  • Cerrar todos los chats para evitar distracciones.
  • Prescindir de redes sociales.
  • Dedicar un tiempo determinado a navegar por la red.
Artículos relacionados
Trabacaciones con netelip
Las trabacaciones, una nueva tendencia en las oficinas

A medida que cada país continúa implementando sus pautas de distanciamiento social, la población y los profesionales de diversa índole Leer más

videoconferencia netelip
vConference: Reuniones en línea y chat trabajando desde casa

El auge del teletrabajo hacen que cada vez sea más habitual el uso de las videollamadas o reuniones en línea. Leer más

Teletrabajar es una realidad
¿Cómo convertir la empresa tradicional en una virtual?

En un contexto en el que compañías como Twitter han ofrecido a sus empleados teletrabajar de forma permanente, la era Leer más

Alejandra Chito

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *